26 mar. 2017

Marko ‘Triplevic’

Manresa 82 - Fuenlabrada 90. Un sensacional último cuarto de Popovic -19 tantos en ese período- propicia la undécima victoria de la temporada. El escolta croata totalizó ocho triples, récord del club, y 30 puntos. Ian O’Leary, escudero de lujo con 10 puntos y 12 rebotes. Se roza la permanencia y se reabre el sueño del playoff. 



Hay jugadores que por más que parezca que están en la parte final de sus carreras se las arreglan para mantenerse vigentes. Sea por experiencia, sabiduría o cuidados máximos, hay tipos que están 'elegidos', cuyo talento se mantiene aunque los años pasen para todos.

La campaña pasada Marko Popovic, a fuerza de grandes actuaciones y un carisma singular, se metió al Fernando Martín en el bolsillo. A los 34 años, y con mil batallas (y varios títulos) sobre las espaldas, el capitán del Fuenlabrada arrancó el presente curso como referente ineludible del grupo. Sin embargo, la temporada no estaba siendo sencilla. Entre inoportunas lesiones, la frustrada salida Panathinaikos y la irregular marcha del equipo (incluso se perdió un partido por no ser dado de alta por “error informático” del club), el escolta croata tuvo que remarla desde atrás este año. Pero los ‘genios’ lo son por algo, y hoy, en Manresa, Marko Popovic volvió a demostrar todo su talento y puntería, desembuchando 30 puntos en un último cuarto decisivo: cinco triples vitales para ganar en Nou  Congost. En total, el ‘2’ registró un 8/11 en triples, récord del club en un mismo partido (Perasovic, 8/13, en 2002).

La victoria, muy trabajada, resulta fundamental para el Montakit, que corta las dos derrotas seguidas (Valencia y Betis), ahuyenta fantasmas tras el clima enrarecido post-declaraciones de Cuspinera, casi sella la permanencia (11 victorias, cuatro por encima del descenso) y, como corolario, y aunque el entrenador rehuya de triunfalismos, deja la ventana abierta de soñar con alcanzar los playoff (Andorra, octavo, tiene un triunfo más, con un partido menos). Jota ya advirtió que el calendario ‘es un infierno’, pero llegados a este punto, desde fuera, uno imagina que los jugadores, pese a la durísima e interminable temporada, darán un plus extra en el tramo final de Liga. De más está decir que ante el Real Madrid, próximo rival, no hacen falta motivaciones extras.

Marko Popovic, récord de triples y 30 puntos (Foto: ACB / J. Alberch)

Volviendo a Nou Congost, el cuadro del sur de Madrid arrancó pisando fuerte, con la dupla Popovic-Sekulic golpeando por fuera y por dentro, respectivamente (10/20). Los de Ibon Navarro reaccionaron (7-0), pero dos triples, uno de Marko y otro de O’Leary cerraron el primer cuarto (21-27).

El ritmo decayó en el segundo acto, equiparándose el trámite del juego, donde el Fuenla seguía aprovechándose de su acierto exterior (23-34, +11), mientras los manresanos, bien comandados por Aleksandar Cvetkovic, sumaban mucho desde el tiro libre (40-46).

Tras el descanso, un triple de Smits colocaba diez puntos de renta (50-60), pero allí el conjunto catalán apretó fuerte y, gracias a un parcial de 11-0, se puso arriba por primera vez en la tarde (61-60).

Ya en el último período (65-62), con posesión local, Luka Rupnik robó un balóm clave en la salidap ara canasta fácil, con una posterior canasta de O'Leary (65-66). Y entre las alternancias en el marcador y un intercambio de triples, emergió el ‘encendido’ Popovic para clavar tres seguidos (73-75). 

Si Marko era ‘el Rey’ de un equipo que funcionaba colectivamente, Ian O’Leary era el lugarteniente ideal para el 'trabajo sucio', con su habitual espíritu y carácter indomables que le permitieron cerrar rebotes claves, además de machacar el aro en el momento más oportuno (73-77). Allí los de Ibon Navarro tuvieron un instante de duda, y Popovic y compañía, con viento a favor, aprovecharon para reventar el encuentro en los dos minutos finales (82-90).

Ian O'Leary, sublime partido (Foto: ACB / J. Alberch)



  • Apuntes

Marko Popovic, 30 puntos, 8/11 en triples (récord del club) y 25 de valoración (25’).

Ian O’Leary, clave en el último cuarto, 10+12 y 19 de valoración (27’).

Aleksandar Cvetkovic, 20 puntos y 27 de valoración (23’).

Fuenlabrada, 15/37 en triples (41%).

Después de casi una década sin ganar en Manresa (2006/2016), el Fuenlabrada ya suma dos victorias seguidas en el otrora fortaleza de Nou Congost.

Ludde Hakanson lo intenta ante el tapón de Xavi Rey, ex del Fuenla (Foto: ACB / J. Alberch)


 Ficha técnica

ICL Manresa 82 (21+19+23+19): Michael Machado (5), Scott Suggs (5), Pere Tomás (11), Patrick Auda (9) y Xavi Rey (6) -quinteto inicial-. También jugaron: Lluís Costa (5), Joe Trapani (2), Marjan Cakarun (14), Aleksandar Cvetkovic (20), Romaric Belemene (0) y Petar Aranitovic (5). No utilizado: Román Montañez. Entrenador: Ibon Navarro.

Montakit Fuenlabrada 90 (27+19+16+28): Ludde Hakanson (6), Marko Popovic (30), Rolands Smits (7), David Wear (4) y Blagota Sekulic (11) -quinteto inicial-. También jugaron: Luka Rupnik (5), Paco Cruz (5), Ivan Paunic (5), Ian O'Leary (10), Rafa Hettsheimeir (7) y Chema González (0). Entrenador: Jota Cuspinera.


Árbitros: Daniel Hierrezuelo, Francisco José Araña y Raúl Zamorano. Sin eliminados por faltas personales.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 26 de la Liga ACB. Pabellón Nou Congost (4.050 espectadores).  

Undécima y celebrada victoria del Fuenlabrada (Foto: ACB / J. Alberch)

No hay comentarios: