2 sept. 2016

Paco Cruz, la ‘metralleta’ de Nogales

Perfil del escolta mexicano, que debutará en la ACB en el Fuenlabrada. Desde su Sonora natal, el largo viaje de un luchador que se hizo desde abajo, formándose en Estados Unidos y triunfando luego en su país. Fijo en su selección, llega desde el VEF letón dispuesto a dar otro paso adelante en su carrera. “Noble y sencillo como el corazón de un niño”, se define el anotador nogalense.


El Montakit Fuenlabrada se encuentra en plena pretemporada, manteniendo la base de la sensacional campaña anterior y con seis caras nuevas, entre las que se encuentra Francisco ‘Paco’ Cruz Saldívar, escolta mexicano procedente del VEF Riga y que, a los 26 años, debutará en la Liga Endesa.


  • Anotador polivalente

El exterior norteamericano, de 1.92 metros, si bien acostumbra a jugar en la posición de ‘dos’, también puede ejercer como base, siempre destacándose en su faceta anotadora. A este respecto, Jota Cuspinera, entrenador del Fuenlabrada, analizaba su contratación en un vídeo oficial del club: Paco es un anotador. De hecho, en México su apodo es ‘metralleta’. Espero que cumpla ese apodo con nosotros. Es un jugador que puede alternar el uno y el dos. Si bien lo fichamos como escolta, valoramos su polivalencia. Paco además tiene la característica de tener un potente tren superior, y eso nos va a permitir defender a escoltas con los que el año pasado teníamos problemas. Con él podemos suplir eso”.

Paco Cruz, con su última camiseta, la del VEF Riga letón (Foto: Twitter)

Asimismo, Ferran López, director deportivo de la entidad del sur de Madrid, se explayaba en Onda Fuenlabrada: “Se ha formado en Estados Unidos, cuatro años en la universidad, que no es lo mismo que estar en México. Este año ha estado en la VTB (además de la liga letona), que es una buena liga. Ya tiene experiencia en Europa. Tanto el presidente como yo seguimos bastante a los jugadores latinoamericanos. Lanza bien de tres puntos. Es un jugador que tiene puntos en las manos, juega bien el pick&roll, pasa muy bien el balón, con cinco asistencias de media en la liga VTB, donde le mete 35 puntos al Khimki, que hay que metérselos porque es un buen equipo. Viene a hacer de suplente de Marko (Popovic), de tener un rol de menos minutos pero él viene con las ganas de ganarse minutos. Tenemos dos competiciones. Viene a aportar lo que nos daba el año pasado Álex Urtasun, aunque Cruz tiene mejor físico que Urtasun. Gustavo (Ayón) nos dio buenas referencias. Hablamos con él y nos dijo que es un tío que se entrena duro, que es competidor. Cruz ha ido a más esta temporada. En el Preolímpico, con México, le metió 20 puntos a Italia y 20 a Francia”.

Por su parte, el periodista Adolfo Romero Arana, ponderaba las características de Paco Cruz en Solobasket: “Puntos fuertes: Su capacidad de desbordar a su oponente y dividir el balón para encontrar a compañeros con buenas posiciones de tiro. Genera sus puntos y asiste, por lo que es una gran arma ofensiva. Puntos débiles: Ha rendido en un equipo medio y no es un gran defensor. También necesita encontrar regularidad en su tiro exterior”.

Con un contrato por dos temporadas, lo cual implica la apuesta decidida del Fuenlabrada de cara a un futuro traspaso, Paco Cruz ocupará una de los dos plazas de extracomunitarios del plantel (la otra es para David Wear).

Paco Cruz ante Stephen Curry, durante el Mundial de España, en 2014 (Foto: FIBA)


  • El largo viaje de Nogales a Estados Unidos

Francisco Cruz Saldívar nació en Heroica Nogales, Sonora, el 3 de octubre de 1989. “Dice mi mamá que cuando yo era chiquito caminaba ayudándome con una pelota de básquetbol, con la que di mis primeros pasos. Desde ahí ellos pensaron que yo jugaría basquetbol, porque mi papá jugaba y yo siempre iba a sus partidos”, recordaba el ahora escolta del Fuenlabrada en una entrevista de 2014 realizada por Rocío Gotóo. De origen muy humilde, Paco agregó: “Mi papá, Francisco Javier, ha trabajado toda su vida, y mi mamá, María Felicitas, trabaja como maestra. Ellos siempre me dieron a entender que si no hacía lo correcto no iba a tener un buen futuro. Mis papás supieron criarme bien y me enseñaron a ser humilde”. A su vez, Paco tiene una hermana menor, Lluvia, de 19 años, con la cual no ha podido convivir mucho debido a su marcha a Estados Unidos hace ya una década: “Desafortunadamente, desde hace diez años que yo no vivo con ellos, pero nos llevamos muy bien. Mi hermana es una niña muy inteligente y sabe lo que hace gracias a que mis papás que le enseñaron muchos valores”.

A su vez, en una entrevista anterior, en 2012, efectuada por José Vélez, Cruz relataba sus comienzos en Nogales, ciudad de casi 230.000 habitantes en el noroeste del país, en Sonora, fronteriza con la Arizona estadounidense. “Empecé a jugar viéndolo a mi padre, y si bien también me gustaba mucho el futbol, al final me decidí por el básquetbol”. “Jugué en el CETIS 128 –prosigue el nogalense-, fuimos campeones nacionales varias veces y el profesor Juan Carlos fue mi primer gran entrenador. Después de un campeonato nacional con el equipo de Sonora, me llevaron a un torneo juvenil en Brasil”. Allí, con 15 años, un entrenador, Vince Valdez, lo invitó a jugar en una escuela pública en Estados Unidos. “Acepté, porque yo lo que quería era jugar con los mejores. Siempre tuve las ganas de irme a jugar a los Estados Unidos. Después recibí una beca para estudiar en un Junior College en Nebraska y de ahí me gané la otra beca en la Universidad de Wyoming”.

Paco Cruz, en Denver, con 17 años, junto a Jorge Gutiérrez y Chato Torres (Imagen: Vince Valdez)

Sin embargo, sus primeros meses lejos de casa fueron duros. En un vídeo, el periodista Joaquin Torres señala que Paco Cruz viajó a Denver sin visa de estudiante ni de residente, recorriendo casi cuatro mil kilómetros en una ‘combi’ (furgoneta de pasajeros) junto a sus amigos ‘Chato’ Torres y Jorge Gutiérrez, éste último jugador ahora en Charlotte Hornets y que lleva tres temporadas en la NBA. “Tenía mucho miedo de todo, me fui con la familia llorando”, rememora emocionado Cruz. “Batallamos mucho; mi papá siempre me mandaba dinero cada mes, y yo trataba de trabajar para ganarme dinero. No sé cómo hizo mi papá para sacarme adelante, y ahorita es lo mejor que pudo haber hecho. Fue gracias a él que pude conseguir mi beca”.

Sin documentos, menor de edad (16 años), sin saber el idioma, sin la familia y casi sin dinero, pero con una convicción desbordante, Paco Cruz fue superando todos los obstáculos hasta hacerse un nombre en el mundo de la canasta. Más allá de la ayuda paterna, el escolta nogalense tuvo que trabajar para poder sobrevivir en Estados Unidos: “Conocí a un señor, con el que ahora somos amigos, y llevábamos árboles, cientos de árboles en una camioneta. Los llevábamos a un rancho o quitábamos las piedras fuera de las casas, cosas así para sacar algo de dinero. No conocía a nadie, no sabía inglés y se me hacía muy difícil entender todo”. Incluso pensó en regresar a su Sonora natal, pero “el basket fue la razón por la que hice todo. Este deporte nos podía dar la posibilidad de estudiar, que era lo más importante. Con otros amigos nos ayudamos entre todos; eso fue lo que nos sacó adelante”.

Los estudios de preparatoria en el Abraham Lincoln High School, en Denver, comenzaron a rodar, y en lo deportivo los resultados pronto le darían alegrías, colaborando para ganar por primera vez el campeonato estatal 4A, éxito que repetirían al año siguiente. No obstante, el entrenador Vince Valdez fue demandado por usar inmigrantes ilegales.

Tras graduarse en 2008, Paco Cruz se unió al Western Nebraska Community College, y de allí, paso a paso, hasta llegar, en 2010, a la Universidad con los Cowboys de Wyoming (NCAA), donde termina de consolidarse como un escolta anotador y buen pasador.

Paco Cruz, capitán de los Halcones Rojos de Veracruz, campeones mexicanos en 2014 (Foto: @ohharianna)


  • Regreso a México y campeón con Halcones Rojos

Terminados sus estudios, licenciatura en Comunicación, y tras su etapa formativa estadounidense, en 2012, con 22 años, Paco Cruz vuelve a su país para enrolarse en los Halcones Rojos de Veracruz, donde en tres temporadas, dirigido por Eddie Casiano, seguiría mejorando sus performances, alcanzando la capitanía del equipo y siendo convocado por la selección Tricolor. Tras el título de campeón de la LNBP en 2014, Gustavo Ayón se refirió a Cruz: “Excelente; es un grandísimo jugador. Fue el mejor de la final de la temporada pasada  liga. Estoy muy contento por el trabajo que hizo”. Asimismo, Óscar ‘Diablo’ Castellanos, ex internacional, capitán y leyenda de Halcones Rojos, lo elogió en 2012: “Paco juega como un veterano. Toma muy buenas decisiones, comete muy pocos errores. Tiene el carácter de un ganador”.

Entre medias, Cruz también tuvo pasos fugaces por el Pioneros de Quintana Roo, de México (disputó la Liga de las Américas), y sumó seis partidos en la liga argentina con Club Ciclista Olímpico, de La Banda, Santiago del Estero, al norte del país sudamericano. "Juego para el equipo y dejo todo en cada partido", se presentó Cruz a su llegada al ‘Negro de la Banda’, en abril de 2015.

Paco Cruz, con la camiseta de Olímpico de Argentina, en 2015 (Foto: Basquetplus)


  • Protagonismo con la Selección Tricolor

El estreno de Paco Cruz con la selección absoluta se produciría en 2013, aunque la alegría del debut quedaría luego opacada, ese mismo año, tras quedarse fuera del ‘roster’ final del PreMundial de Venezuela. “El entrenador tuvo sus razones de no llevarme. No estoy arrepentido de nada. Estoy agradecido de estar otra vez aquí y en el futuro intentaré aprovechar otra oportunidad”, explicaba. Poco después, nuevo llamado de la Tricolor, donde sí comenzaría a adquirir cada vez más protagonismo, como en el Centrobasket de agosto de 2014, torneo celebrado en Tepic. Allí, en el terruño de Ayón, Cruz culminó como máximo asistente y segundo mejor anotador de un equipo -13 puntos de media- que obtendría el oro ante la siempre competitiva Puerto Rico.

Nuevamente con Sergio Valdeolmillos como seleccionador, el flamante escolta del Fuenlabrada daría un nuevo paso al frente en el Mundial de España, en 2014. A la histórica clasificación de la Tri -40 años sin acudir a un Mundial- le siguió el mejor puesto final -14º-, siendo eliminados por Estados Unidos en octavos de final. Cruz promedió más de 12 puntos por encuentro, sólo superado entre sus compañeros por Ayón. Desde entonces, el exterior nogalense es un fijo en su selección.

Paco Cruz, en la prensa mexicana, antes de la final ante Puerto Rico, el 7/08/2014 (Imagen: @melina_st)

En el FIBA Américas de 2015, Paco Cruz fue capital en el triunfo de México ante Argentina (95-83) con 21 puntos, 6 rebotes y 5 asistencias. En la imangen, ante Patito Garino



  • Letonia, primera escala europea

En septiembre de 2015 llegaría su primera incursión europea, sumándose al VEF Riga, que por entonces era entrenado por el madrileño Carlos Frade. La recomendación de Sergio Valdeolmillos, seleccionador mexicano a su amigo Frade resultó capital, y Paco Cruz devolvió la confianza con un gran rendimiento, promediando 13.5 puntos (40% T3), 5.2 asistencias y 11.6 de valoración en la internacional VTB League. En el equipo de la capital de Letonia, el escolta nogalense tuvo como compañero a Mareks Mejeris, ex del Fuenlabrada.


Cruz y Mareks Mejeris, en el VEF letón, presente y pasado del Fuenlabrada (Foto: Twitter)


  • Tras los pasos de Gustavo Ayón

Paco Cruz se incorpora ahora al Montakit Fuenlabrada, equipo que esta temporada además de disputar la Liga ACB, participará en la Eurocup. La huella dejada por Gustavo Ayón en el Fernando Martín fue tan grande –en lo deportivo, en lo económico y en lo humano-, que Paco Cruz cuenta con todo el crédito anticipado de la hinchada naranja, que nunca podrá olvidar al Titán de Nayarit. Lógicamente, cada historia es diferente, y el recién llegado deberá escribir la propia, además de que sería injusto entrar en comparaciones numéricas de cualquier tipo. Aun así, si se echa la vista atrás, cuando Ayón aterrizó en España, en 2009, tenía 24 años y todavía era un jugador en formación, eso sí, con un potencial enorme que luego se encargó de rubricar tanto en la NBA como en el Real Madrid. Ahora, Paco Cruz tiene 26, y ya lleva cuatro años como profesional, creciendo año a año y con una mayor experiencia internacional. A priori, se encuentra en un momento idóneo para seguir creciendo en el Fernando Martín.

Por otra parte, Paco Cruz, que ha sido el primer mexicano en jugar en la liga argentina y, además, el pionero de su país en Letonia, se convertirá el cuarto mexicano en la Liga ACB. Curioso también es el hecho de que esos cuatro que han jugado en España, tres hayan defendido la camiseta del Fuenlabrada. El pionero fue Omar Quintero, también nogalense, quien estuvo en TAU Cerámica, Valladolid y Tenerife. Tras Quintero arribaría Chris Hernández, con pasaporte mexicano –jugó en la Tricolor- aunque nacido en Fresno, Estados Unidos. El también base jugó en Fuenlabrada en la temporada 2007/08, y luego pasó por Valladolid, Huelva y CB Granada. Por último, el tercer ‘fuenla-mexicano’ fue Gustavo Ayón, actualmente en el Real Madrid. Al igual que el ‘Titán’, Paco Cruz tiene un anhelo desde pequeño: Llegar a jugar en la NBA”. Ayón lo cumplió luego de ‘romperla’ en el Fuenla, situación que todos –Cruz el primero- intentarán emular en el futuro.

Paco Cruz ataca el aro ante Estados Unidos, en el Mundial de España (2014) (Foto: FIBA)



  • “Noble y sencillo como el corazon de un niño”

“Me gusta disfrutar cuando juego, y fuera de la cancha siempre estoy haciendo chistes, riéndome. Soy una persona amigable, feliz, humilde, trabajadora, siempre con la mente de hacer las cosas bien y competir en todo”, comentaba Paco Cruz. “En la vida me gustaría tener una familia”, añadía hace un par de años (sueño que también expresaba Ayón a su llegada a Madrid, y que luego cumplió con la llegada de ‘Alvarito’). Paco conoció a Miriam, su pareja, en Estados Unidos hace nueve años, y desde entonces ella siempre lo acompaña, como lo hizo recientemente en la gélida Riga.

Paco Cruz junto a su pareja, Miriam, en un partido de hockey sobre hielo en Letonia (Imagen: Instagram)

En cuanto a sus preferencias futbolísticas, el sonorense se inclina por el FC Barcelona. Entre otros gustos personales también están las veladas de boxeo, un buen plato de mariscos, ver 'el Chavo del 8' y, si de música se trata, su estilo favorito es la banda y, como nombre propio, el de Julión Álvarez, la Banda El Recodo. 

Si bien se licenció en Comunicación, reconoce que en el futuro quiere “ser entrenador de básquetbol”. Por último, consultado una vez por sus ídolos, respondió: “Mi papá y mi mamá. Son por lo que gracias a Dios estoy aquí; siempre me han apoyado”. En su perfil en las redes sociales, Paco Cruz escribe: “Noble y sencillo como el corazón de un niño”. La realidad será la que tenga que ser, pero con los antecedentes deportivos, y con su forma de ser, no causa sorpresa la enorme expectación generada en Fuenlabrada con el fichaje de la 'Metralleta' de Nogales. Grandes esperanzas. 
  
Paco Cruz, recién aterrizado en Barajas, Madrid, el 22/08/2016 (Foto: Fuenlabrada)


  • Fuentes

Halcones Rojos de Veracruz, Rocio Gotóo (26/03/2014)
Basquetplus (12/04/2015) 
Solobasket, Adolfo Romero Arana (2/08/2016)
Francisco Cruz, más arsenal para el perímetro, Web oficial del Fuenlabrada (15/08/2016)
Ferrán López (22/08/2016)
Jota Cuspinera (01/09/2016)
Ayón, El Titán de Nayarit (ACB.com) (25/04/2009)

  • Vídeos