7 abr. 2014

Armando Gómez: “Demostramos que aparte de formar, también somos capaces de ganar”

El entrenador madrileño del Fundación Baloncesto Fuenlabrada analiza el campeonato de la Adecco Plata. “Todos estamos emocionados en el club porque es un premio a un trabajo de muchos años. Somos humildes y no solemos celebrar títulos. Me gustaría que éste fuese el inicio de un proyecto duradero", expresó el técnico, quien además define a cada uno de sus jugadores.


Armando Gómez Gago (Madrid, 16/08/1984) lleva seis años en el Baloncesto Fuenlabrada, incluidas dos temporadas en el equipo vinculado en Ávila. El pasado verano 'regresó' al Fernando Martín para dirigir al Fundación Baloncesto Fuenlabrada, filial del primer equipo que se estrenó en la Adecco Plata proclamándose campeón, título que además otorga el ascenso a la Adecco Oro. A menos de 48 horas del triunfo decisivo ante el Palma Air Europa y las consiguientes celebraciones, el entrenador analiza la campaña del Fundación y el proyecto de cantera del club.


Armando Gómez en frases

Campeones: “Todo el club está emocionado. Es un título que hacía mucha ilusión porque es un premio a un trabajo de muchos años. Y a la afición también le hacía mucha ilusión porque somos un club humilde y normalmente no celebramos títulos”

Homenaje antes del triunfo del equipo ACB: “Todo se puso de cara. Brindamos ese título a la afición, y ésta nos ovacionó. Hay que agradecer el detalle a los jugadores del primer equipo que nos hicieron el pasillo. Fue un fin de semana histórico y redondo para el Baloncesto Fuenlabrada”

Legado: “Me gustaría es que este título fuese el inicio de un proyecto duradero, de una apuesta como la que se está haciendo por la cantera. Este título es un gran impulso para esta apuesta”

Cuerpo técnico, Alfredo Álvarez y Víctor Hernández: “Han hecho un trabajo fantástico durante todo el año. Después del partido (ante Palma) no sé quién estaba más emocionado, si yo o ellos”

Formación de profesionales: “A principio de temporada había jugadores a los que les costaba tomar decisiones, que estaban imprecisos y con dudas, y en el partido ante Palma fueron clave, sacaron a relucir todas sus condiciones y nos ayudaron a ganar. Hay dos chicos por los que me alegro mucho, Sebas (Mbansogo) y Junior (Walter Cabral)”

Ascenso: “No hemos hablamos mucho (con la directiva) sobre eso. Lo que sí llevamos tiempo hablando es que queremos que el Fundación Baloncesto Fuenlabrada siga siendo una realidad, un equipo que cuente con jugadores de cantera, que se siga apostando por jugadores que puedan llegar al primer equipo. Fichar jugadores que quieran venir aquí, que ahora saben que el Fuenlabrada tiene un proyecto de cantera. Sobre todo demostramos que aparte de formar, también somos capaces de ganar”

Futuro: “Tengo contrato y me gustaría seguir. Es una cosa que depende del club pero ya estoy planificando el año que viene. Salvo sorpresa, seguiré en Fuenlabrada”


Armando Gómez agradeciendo el aliento de la afición (Foto: Fuenlafreak / Lydia Calvo)


Entrevista

Felicitaciones por el título…

Muchas gracias. Después de una victoria, y más con un título, se está feliz completamente.

¿Cómo estás viviendo día después a la celebración? ¿Se nota una descarga de la tensión acumulada?

Sí es cierto que todavía uno sigue con tensión. No descansas bien por todas las emociones que has vivido durante estas 48 horas, pero también analizando lo que hemos conseguido y pensado que todavía nos queda un partido, que aunque esté todo decidido hay que prepararlo esta semana.

Justo terminan la temporada ante el CB Prat, contra quien sufrieron dos derrotas muy duras, una en liga y otra en la final de Copa. Me imagino que el panorama sería completamente diferente si, por ejemplo, tendrían que jugarse el título allí ante ellos.

Sí, la verdad es que nos hubiésemos jugado dos títulos contra el mismo rival, el que no se nos da nada bien. Los dos partidos que hemos jugado contra ellos los hemos perdido. Ahora mismo la historia cambia. Vamos con la misma motivación, pero con menos presión y con ganas de disfrutarlo.

Mañana martes vuelven a los entrenamientos, ¿seguirás dando caña o ya pueden bajar un punto de intensidad? ¿Cómo lo vas a manejar como entrenador después de haber cumplido el objetivo?

Bueno (risas)… ya les avisé ayer: ’os doy el lunes pero el martes volvemos a trabajar como siempre’, sobre todo porque tenemos un partido y porque tenemos que tener un respeto por el escudo que llevamos en la camiseta. También es un tema de respeto a la competición. No vamos a llegar allí a hacer el ridículo, a tomarnos el partido como una verbena, porque además vamos a viajar en AVE, y eso cuesta dinero y hay que amortizarlo.

Más allá de las cuentas pendientes, después de salir campeón y ascender, cerrar la temporada ganando en Badalona sería el mejor final…

Sí, es una de las cosas que los jugadores dijeron en la cena de celebración, que tenían muchas ganas de jugar contra el Prat, que queríamos ganarle. Eso es lo que vamos a hacer a partir del martes, preparar el partido de la mejor manera.

Respecto a la victoria decisiva ante el Palma Air Europa, comenzaron perdiendo y tuvieron que volver a remarla para cerrar una noche inolvidable, para ustedes y para la afición. Es cierto que es una LEB Plata, pero no siempre se consiguen campeonatos, y además había mucha ilusión en el club.

Hemos habituado un poco a la afición, y a nosotros mismos, a empezar un poco flojos, y a base de ritmo, a base de defensa, de confianza y de trabajo, sacamos un partido muy complicado ante el mayor favorito de la competición. Luego, con la victoria, todo fue alegría, liberar la tensión de toda la temporada. Los jugadores han hecho un trabajo fantástico durante todo el año, han trabajado muchísimo. Por eso esas muestras de felicidad. Todo el club está emocionado porque es un título que hacía mucha ilusión. Es un premio a un trabajo de muchos años. Y a la afición también le hacía mucha ilusión porque somos un club humilde y normalmente no celebramos títulos, y aunque sea, entre comillas, un título menor, porque es una Adecco Plata, al final es un título.

¿La derrota ante el Prat en la final de Copa en el Fernando Martín les sirvió el sábado como experiencia, para no repetir los mismos errores?

Sí, porque para un grupo tan joven, jugar una final como la que jugamos en la Copa, con tanta gente… cuando nos presentaron antes del partido, con la afición coreando a los chicos, ya vi que se habían asustado. Aprendimos la lección. Intentamos controlar las emociones para el partido de Palma, sabiendo que eran 40 minutos pero tomando una referencia muy sencilla, que era ganar cada cuarto. El primero no lo conseguimos, pero a partir de ahí fuimos capaces de hacerlo. Sabíamos que íbamos a tener un premio muy importante, que era un título. Creo que lo conseguimos y por ellos estamos muy satisfechos.


Los campeones en la pista (Foto: Rocío Benítez / FEB)

A veces todo sale redondo, como que el sábado por la noche se proclaman campeones y el domingo a la mañana el primer equipo le toca jugar en casa y no fuera, les homenajean en la previa, y después le ganan al Joventut.

La verdad es que el título soñado en el momento soñado. Todo se puso de cara. Brindamos ese título a la afición, y también la afición nos ovacionó a nosotros. También hay que agradecer el detalle a los jugadores del primer equipo que nos hicieron el pasillo. Ya con la victoria del primer equipo, fue un fin de semana histórico y redondo para el Baloncesto Fuenlabrada.

Más allá de la euforia del momento, ¿sienten que han hecho historia en el club?

Lo que a mí me gustaría es que este título fuese el inicio de un proyecto duradero, de una apuesta como la que se está haciendo por la cantera. Este título es un gran impulso para esta apuesta. Ya con el tiempo, se analizará si es historia o no. Ahora mismo no es una cosa que yo pueda decir.

¿Has podido repasar para ti mismo todo lo que has vivido en estos seis años en el club hasta llegar a este presente?

La verdad es que no he tenido tiempo de echar mucho la vista atrás porque, como digo, todavía estoy con la tensión del partido y analizando el partido siguiente. Sí hubo felicitaciones por parte de mucha gente del club. Y también como dije en la celebración posterior al partido, si para mí estar en Fuenlabrada ya era un orgullo y un motivo de satisfacción, pues ya ganar un título y poder agradecerlo a la afición y a la directiva, es un momento muy feliz para mí.

Los cuerpos técnicos suelen unirse mucho al compartir juntos las penas, pero ahora toca celebrar un título. Tú eres el que pone la cara ante los medios, pero quería preguntarte cómo estaban Alfredo Álvarez, tu entrenador ayudante, y Víctor Hernández, el preparador físico.

Ellos han hecho un trabajo fantástico durante todo el año. Han mantenido su sitio dentro del equipo. A mí me han ayudado, y a los jugadores los han hecho mejorar. Es un premio de todo el cuerpo técnico. Yo estoy a la cabeza, soy el que hablo y pongo la cara, pero hay que felicitarles por todo el trabajo. Después del partido no sé quién estaba más emocionado, si yo o ellos.

En enero comentabas a nosotros no nos vale con ser líder de la Adecco Plata”, sino que también tenían que formar jugadores para el primer equipo. ¿Crees que ese objetivo también se ha alcanzado, que hay jugadores que han crecido?

Por supuesto que se ha conseguido. A la vista está. A principio de temporada había jugadores a los que les costaba tomar decisiones, que estaban imprecisos y con dudas, y en el partido ante Palma fueron clave, sacaron a relucir todas sus condiciones y nos ayudaron a ganar. Sin nombrar a nadie en especial, hay dos chicos por los que me alegro mucho por ellos, que son Sebas (Mbansogo) y Junior (Walter Cabral), que venían de jugar en júnior, salieron y nos dieron un rendimiento magnífico. Eso es un trabajo de todo el año. Pueden estar orgullosos de lo que han hecho.

Armando Gómez, aplaudido por sus jugadores (Foto: Fuenlafreak / Lydia Calvo)

¿Qué te ha transmitido la directiva respecto al ascenso?

No hemos hablamos mucho sobre qué vamos a hacer si nos referimos al tema de categorías. Lo que sí llevamos tiempo hablando es que queremos que el Fundación Baloncesto Fuenlabrada siga siendo una realidad, un equipo que cuente con jugadores de cantera, que se siga apostando por jugadores que puedan llegar al primer equipo. El tema de campeonato de la Adecco Plata es un premio palpable, lo demás es seguir trabajando en la misma línea. Fichar jugadores que quieran venir aquí, que ahora saben que el Baloncesto Fuenlabrada tiene un proyecto de cantera, y sobre todo demostramos que aparte de formar, también somos capaces de ganar.

¿Tienes contrato? ¿Seguirás la temporada que viene?

Sí, yo tengo contrato y me gustaría seguir. Es una cosa que depende del club pero ya estoy planificando el año que viene. Así que, salvo sorpresa, seguiré en Fuenlabrada.

¿Qué has aprendido en esta campaña?

He aprendido mucho. Se aprende más de las derrotas que de las victorias, y este año hemos ganado más que perdido. El tema de gestionar un grupo ganador, porque desde el principio estos chicos me han demostrado que querían ganar. Momentos en que más que mentalizarles para que ganaran, les he tenido que mentalizar para que tuvieran la calma necesaria para poder conseguir el título y sobre todo, durante la semana, que aparte de ganar, mantuviesen esa ilusión por entrenarse. Una buena prueba de ello va a ser esta semana, un reto para todos, que ya sabiéndose campeones, sigamos trabajando en la misma línea para el último partido. Luego ya tendrán no muchas vacaciones, quince días, y después volveremos y seguiremos trabajando para el objetivo número uno, que es que ellos sigan mejorando. A partir de julio, cada uno a su casa y a esperar a la siguiente temporada.

Quiere decir que desde el domingo, quince días de vacaciones y vuelta al trabajo hasta el 30 de junio.

Sí. Ellos ya lo saben, por eso lo digo públicamente. El ganar el título es reconocimiento, es disfrutar del momento, pero el premio gordo es que ellos sigan creciendo, quemando etapas y subiendo categorías en su trayectoria profesional.

La celebración en el vestuario (Foto: Twitter)

Si puedes definir a tus jugadores, empezando por los bases. Jorge Sanz.

Corazón.

Álvaro Lobo.

Anotación.

Raúl Mena, que estuvo al principio de temporada.

Saber estar.

Sebastián Mbansogo.

Esfuerzo.

Rubén Martínez.

Un entrenador en la pista.

Javi de Pinto.

Trabajo constante.

Walter ‘Junior’ Cabral.

Progresión.

Boubacar Moungoro.

Diamante por explotar.

Rolands Smits.

Futuro inmediato.

Sergio Pérez.

El alma de este equipo y un jugador para nosotros determinante.

Jon Ander Aramburu.

Un jugador con unas condiciones excelentes que va en la buena línea.

Sergio Mendiola.

Un proyecto de futuro que debe trabajar mucho para ser una realidad.

Chema González.

Un trabajador nato que debe de seguir quemando etapas.





Abrazo entre Armando Gómez y Ferran López, director deportivo del club que apostó firmemente por el equipo filial (Foto: Fuenlafreak / Lydia Calvo)

Armando Gómez, Victor Hernández y Alfredo Álvarez, un equipo de tres (Foto: Twitter)

El banquillo explota: campeones (Foto: Rocío Benítez / FEB)

No hay comentarios: