12 ene. 2014

Chema González: "Es un día que voy a recordar toda mi vida"

El pívot canterano del Fuenlabrada debutó en la ACB frente al Real Madrid. Por la tarde, también jugó con su equipo, el Fundación. "Mi sueño ahora es mejorar en el entrenamiento del lunes, y el sueño del lunes será mejorar el martes. Nadie confiaba en mí, hasta que llegué a Fuenlabrada. Mis padres han ido a verme y me han dicho que están orgullosos”, expresó a Área18.



Una de las notas positivas que tuvo la derrota del Fuenlabrada frente al Real Madrid ha sido el debut en lla Liga Endesa de José María González Calvo (Zaragoza, 15/08/1991), pívot de 2.06 metros y perteneciente al Fundación Baloncesto Fuenlabrada de Adecco Plata. La lesión de Marcus Arnold propició que Chus Mateo convocara a Chema González, y que en su primera llamada con el equipo de ACB se estrenara en el Palacio de Deportes nada más ni nada menos que ante el Madrid invicto de Pablo Laso. Con el dorsal 4, el center de la cantera entró en el minuto 18 por Román Montañez, anotando su primera canasta tras capturar un rebote ofensivo. En total estuvo en pista casi cinco minutos, registrando 3 de valoración.

Pero allí no se acababa el día deportivo para él, porque cinco horas después Chema González comenzaba a jugar otro partido, en este caso en el Fernando Martín con sus compañeros habituales del Fundación Baloncesto Fuenlabrada, frente al Óbila, equipo (vinculado) en el que había estado cedido las dos últimas temporadas.

Chema González lleva seis años en Fuenlabrada, habiéndose incorporado al equipo junior de la cantera en 2008. Armando Gómez, entrenador del Fundación, lo definía así hace dos meses: “Es un jugador que es todo corazón, que le da mucha importancia al tema del colectivo y que piensa demasiado poco en él. Tiene mucho margen de mejora y, sobre todo, cada día que pasa va a más. Para nosotros Chema es fundamental, es el referente absoluto del equipo”.

A su vez, hoy, luego del partido ante Óbila, el entrenador madrileño añadió sobre el debut en la ACB de su dirigido: "Yo estoy muy contento por Chema, pero esto no es llegar, es mantenerse. Esto es un premio que el se lo merecía, pero si se queda solo con esto y se relaja, pues estaría equivocado. Yo lo celebraré si cuando acaba la temporada me dicen que Chema es pívot del primer equipo. Ahí le diré ‘felicidades chaval, te lo mereces’. Hasta entonces, le voy a apretar y no le voy a regalar nada porque sé que él es autoexigente como yo".

Asimismo, cuando hoy acababa el Real Madrid – Fuenlabrada, preguntamos a Chus Mateo sobre el debut del canterano nacido en Zaragoza: “Chema está haciendo un trabajo extraordinario en el segundo equipo, lleva tiempo en el club y sabe lo que queremos. Seguramente va a tener más opciones. Es un jugador con el que cuento. A ver cómo se encuentra Marcus Arnold para la semana que viene. En principio eran dos semanas de baja y creo que no llegará a Valladolid, y si no podemos contar con él, sí lo haremos con Chema”.

Para muchos hoy hubiese sido un día soñado, pero Chema González no se conforma sólo con eso. Sabe que le espera mucho trabajo por delante y que éste apenas es el primer paso de una carrera que aún tiene muchas páginas por escribir.  

A la conclusión del Fundación - Óbila nos cruzamos casualmente con Chema González en la acera del pabellón, y conversamos con él sobre las sensaciones de un día irrepetible, las del domingo 12 de enero de 2014.


Chus Mateo da la oportunidad de debutar a Chema González (Foto: Fuenlafreak / Lydia Calvo)


Chema González en cinco frases

“Para mí es un día muy feliz, que recordaré toda mi vida, por debutar en el ACB, pero también es un día bastante amargo. Me jode mucho perder”

Primera canasta: “En realidad en lo primero que pensé fue en bajar a defender rápidamente, porque Bourosis estaba ahí”

“Mi sueño ahora es mejorar en el entrenamiento del lunes. Y luego, el sueño del lunes será mejorar en el entrenamiento del martes, y así, poquito a poquito”

“Nunca pensé que me iba a dedicar al baloncesto. Nadie confiaba en mí, hasta que llegué aquí (Fuenlabrada), donde me dieron confianza. Mis primeros entrenadores fueron David Soria y Felipe, además de Armando (Polo)”

“Mis padres están muy contentos, además han ido a verme al Palacio. Me han dicho que están orgullosos”




Primera toma de contacto con la ACB de Chema González (Foto: Fuenlafreak / Lydia Calvo)

Entrevista

Vaya día completo hoy…

Para mí es un día muy feliz, que recordaré toda mi vida, por debutar en el ACB, pero también es un día bastante amargo. Me jode mucho perder. Posiblemente es lo que más me fastidia en la vida, y hoy he perdido dos partidos. Así que me voy a acostar jodido.

Tal vez más adelante, con perspectiva, puedas valorarlo mejor…

Sí, pero hoy el día va a ser amargo, pero algún día lo recordaré como el día en que debuté en la ACB. Está claro.

¿Cómo viviste el debut de esta mañana, cuando Chus Mateo te llamó para entrar?

Dijo mi nombre, pero al principio me quedé un poco paralizado porque no sabía si había dicho mi nombre. Y cuando me miró otra vez, dije ‘vale, vale’. Y nada, intenté hacer las cosas que se hacer bien. Defender, hacer equipo y tal. La verdad es que no tengo palabras para decir lo que he sentido en ese momento.

Al poco de entrar, coges un rebote ofensivo, tiras y canasta. ¿En qué pensaste?

En realidad en lo primero que pensé fue en bajar a defender rápidamente, porque Bourosis estaba ahí (risas). Sólo pensé en eso.

Está claro que a nadie le gusta perder, pero enfrente estaba el Real Madrid, al que ni el Barça pudo ganarle esta temporada.

Está claro que es un equipazo, pero no íbamos pensando en la derrota. Íbamos a ganar, lo que pasa es que es un gran equipo.

Esta mañana, en rueda de prensa, le pregunté a Chus Mateo por si contaba contigo para Valladolid, y él dijo que si Marcus Arnold

No, no he mirado nada porque terminó el partido y me he ido a descansar. Para mí es un lujo que tengo que aprovechar.

¿Qué te han comentado los compañeros en el vestuario?

Me han dado la enhorabuena y me han felicitado por el debut, y que siga trabajando en los entrenamientos.

¿La camiseta número 4 es por algo en especial o es la tocó? ¿Te la puedes quedar?

Es la que tocó. Me daba igual. La lavan ellos, así que por ahora la tienen ellos. No sé. A fin de temporada me gustaría enmarcarla.



Chema González vuela rumbo a su primera canasta ACB (Foto: Fuenlafreak / Lydia Calvo)


Terminas de jugar en el Palacio de Deportes, comes, descansas, y cinco horas después estás jugando contra el Óbila. ¿Qué les está pasando en los últimos dos partidos?

Está claro que no somos el equipo de antes de Navidades, el equipo que peleaba por todo, pero nos queda tiempo aún para terminar la liga. Vamos a trabajar todos los días, como hicimos antes de Navidades, y no os preocupéis porque vamos a volver a ganar partidos.

Ya has cumplido el sueño de debutar en la ACB, ahora falta debutar en el Fernando Martín con el primer equipo.

En realidad mi sueño ahora es mejorar en el entrenamiento del lunes. Y luego, el sueño del lunes será mejorar en el entrenamiento del martes, y así, poquito a poquito. No me pongo retos.

Echando la vista atrás, ¿cómo empezó tu relación con el baloncesto?

Empecé en el colegio, en las escuelas Aguirre. No era ni un equipo ni nada, eran los compañeros de clase en educación física. Luego, en el instituto estuve un año en el club Canoe. En realidad nunca pensé que me iba a dedicar al baloncesto. Nadie confiaba en mí, hasta que llegué aquí (Fuenlabrada), donde me dieron una palmadita en la espalda mientras me decían que aquí sí confiarían en mí. Me pusieron horas de trabajo y, por horas y horas de trabajo durante seis años aquí, he salido adelante.

¿Quiénes eran esos entrenadores del Fuenlabrada que confiaron en ti?

Estaba David Soria, que era el entrenador mío de junior, y luego estuvo Felipe, junto con Armando (Polo), que estaba en la cantera. Después pasé al equipo de EBA, donde estuve con más entrenadores.

Por último, ¿cómo han llevado en la familia este debut?

Mis padres están muy contentos, además han ido a verme al Palacio. Todos están muy contentos. Me han dicho que están orgullosos, así que muy bien.


Chema González, con el Fundación Baloncesto Fuenlabrada (Foto: Fuenlafreak / Lydia Calvo)